En el final de los tiempos.

 

El Sol ha muerto, sus restos son una triste luz que apenas permite distinguir el día de la noche. Constelaciones extrañas ocupan el cielo y los muertos no encuentran descanso.

La humanidad se refugia en grandes ciudades, protegidas por barreras que combinan magía y tecnología para mantener a distancia los horrores que han surgido. El ferrocarril, el vapor y la maquinaría de electroplasma han permitido a los hombres volver a ser dueños de su destino. Pero en una era de grandes avances las masas sufren, y el crimen es a veces la única forma de salir adelante.

Un pequeño grupo de contrabandistas desea hacerse un hueco entre el submundo de Duskwall, la joya del Imperio, y para ello deberan luchar y pelear por cada metro de calle.

Sombras sobre Duskwall

simaehl peirof Uriel_ umerue